La prohibición europea del diésel ruso podría aumentar aún más los precios

La prohibición europea del diésel ruso podría aumentar aún más los precios

(CNN)– Europa se apresura a comprar diesel de Rusia antes de que entre en vigor una prohibición de importación a principios de febrero, pero es poco probable que el frenético almacenamiento evite otro impacto en el precio del combustible para camioneros, conductores y empresas.

En las dos primeras semanas de enero, los países europeos compraron casi 8 millones de barriles de diesel ruso, según el proveedor de datos de energía Vortexa, aproximadamente a la par de las importaciones en este momento el año pasado antes de que Rusia invada Ucrania. Las importaciones en el cuarto trimestre de 2022 aumentaron casi un 19% en comparación con el mismo período del año anterior.

Desde la invasión de Rusia en febrero del año pasado, la Unión Europea ha hecho un gran esfuerzo por desvincularse del suministro de petróleo y gas natural de Moscú. Esto ha incluido una prohibición de todas las importaciones de crudo ruso por mar, que entró en vigor en diciembre.

Los países de la UE redujeron las importaciones de crudo de Rusia antes de la prohibición, pero esto no sucede con el diésel, ya que es mucho más difícil encontrar fuentes alternativas de combustible.

Rusia es el mayor proveedor del bloque y representó el 29% de sus importaciones totales de diésel el año pasado, según datos de Rystad Energy. El combustible es el “caballo de batalla económico” del continente, dijo a CNN Mark Williams, director de investigación de Wood Mackenzie.

Se utiliza para impulsar la “gran mayoría” del transporte de mercancías y productos básicos en toda Europa, dijo, además de impulsar la flota de automóviles diésel del bloque. Alrededor del 91 % de las furgonetas y el 96 % de todos los camiones funcionan con diésel, junto con alrededor del 42 % de los turismos, según la Asociación de Fabricantes Europeos de Automóviles.

“La principal diferencia que vemos es que Europa, durante meses, ha reducido sus importaciones de crudo ruso antes del inicio de la fecha límite de diciembre”, dijo a CNN Jay Maroo, analista principal de Vortexa.

“En diésel vemos lo contrario, donde las importaciones han repuntado, casi en una última corrida antes de la meta”, agregó.

En los últimos tres meses de 2022, el bloque importó una media de 604.000 barriles diarios de diésel ruso a través de camiones cisterna, frente a los 508.000 barriles diarios importados en el mismo período del año anterior, según datos de Vortexa. .

los precios más altos

La prohibición de la UE restringirá el mercado global de diésel, dijo Williams, a menos que Rusia logre desviar sus envíos a América Latina y África, regiones que normalmente importa de Estados Unidos. Eso liberaría barriles estadounidenses para enviar a Europa, llenando el vacío dejado por Moscú, dijo.

Pero la importación de diésel de proveedores más distantes, incluidos Estados Unidos y Arabia Saudita, aumentará los costos de transporte, elevando los precios al consumidor, dijo.

“Esperamos que los precios del diésel aumenten en Europa. Esperamos algún tipo de pico en febrero o marzo”, dijo Williams.

Según estimaciones de Wood Mackenzie, el precio del barril de diesel promediará los US$40 en los primeros tres meses de este año. Eso es un 470% más que el precio promedio de todo 2021, antes de que la invasión rusa disparara los precios.

El coste medio en la UE de un litro de diésel en el surtidor alcanzó los 1,77 euros (1,92 dólares) el 9 de enero, en comparación con los 1,50 euros (1,63 dólares) de la misma época del año pasado, según datos de la Comisión Europea.

Francia en peligro

Francia podría verse particularmente afectada. La segunda economía más grande de Europa es también su mayor comprador de diesel, responsable del 22% de todas las importaciones marítimas en los últimos tres años, según datos de Vortexa.

Pero Jorge León, vicepresidente senior de Rystad Energy, le dijo a CNN que el impacto de la prohibición no se sentirá de inmediato en Europa debido a la gran cantidad de diésel en sus reservas.

La Unión Europea también “ha hecho su trabajo de encontrar proveedores alternativos”, dijo, incluido Kuwait, que en noviembre abrió una enorme refinería de petróleo capaz de producir 600.000 barriles de diésel al día. Esto podría ayudar a suavizar el golpe de la pérdida de suministros rusos.

Pero si Europa ve un fuerte repunte en la demanda a medida que la economía se recupera, los consumidores pueden esperar aumentos de precios, agregó.

“La entrega va a ser un poco más cara… llenar el auto va a ser un poco más caro”, dijo León.